Logo Asociación Punto Madrid

Web oficial de la Asociación PuntoMadrid

En CastellanoIn English

Menú principal

Reserva tu dominio

Reserva tu dominio

Ver Madrid en el mundo

Mapa del mundo

Reflexión histórica

< volver

Desde los primeros asentamientos paleolíticos en la rivera del manzanares, pasando por los de celtíberos, romanos, visigodos, árabes, castellanos, austriacos, Borbones, franceses y un largo etcétera hasta la actualidad, todos los que han pasado por Madrid han encontrado un lugar para ellos, Madrid siempre ha sido un cruce de caminos.

Los primeros habitantes y viajeros lo hicieron en el paleolítico en la rivera de nuestro aprendiz de río, El manzanares; más tarde, vinieron celtíberos... con sus castros y sus leyes en verso, y como no, romanos y visigodos aquí tuvieron sus villas de recreo, más tarde, llegaron los árabes, quienes dieron nombre, muralla y Alcázar a la ciudad. Madrid musulmán dónde comenzaron a convivir moros, judíos y cristianos, como lo hizo el Patrón de la ciudad, San Isidro. Es en esta época cuando La leyenda y la literatura comienza a introducir personales universales, como Almanzor héroe musulmán que camino de Santiago de Compostela toma la ciudad, o el propio Cid campeador que, como no podía ser de otra forma, se dice que tomó la ciudad en una tarde toros

Puerta de Alcalá

Aquí nació, quien quizás sea su hijo más ilustre, Don Quijote, pues Alonso Quijano, el Bueno, quizás pudo nacer en la mancha, pero fue en la imprenta de la calle Atocha de Madrid, dónde Don Miguel dio a luz su primer ejemplar de Don Quijote, y este evento universal, no podía ser en otro sitio mas que en el barrio de las letras, donde vivieron, escribieron y murieron los más grandes autores del Siglo de Oro español y es en sus corrales de comedias dónde se desarrollaron esas obras que siguen vivas, como en el famoso corral de la Pacheca, en cuyo solar, hoy en día, el teatro sigue teniendo su espacio.

En el siglo del romanticismo, las letras y la cultura de ambos lados del Atlántico se dieron cita en sus calles y cafés, así como sus personajes históricos, como Rizal, o el mismísimo Bolivar que se casó en la Parroquia de san José en la Calle Gravina, o el propio Victor Hugo, que se sentó en las aulas del Madrileño colegio de San Antón, dónde Goya inmortalizo la ultima comunión de su fundador, y la oración en el huerto, obras menos conocidas, naturalmente, que por ejemplo, los fusilamientos del Dos de Mayo y los desastres de la guerra, ecos turbulentos y trágicos de aquella época.

Torres de Begoña

Hemmingway, la propia música compuesta en su nombre, delata esa extraterritorialidad de Madrid. El Rey Carlos III de España, que primero lo fue de Nápoles, de quien se dijo que fue le mejor alcalde de la ciudad, entre las muchas cosas que hizo por ella, como fueron el actual mueso del Prado, el Jardín Botánico, el Palacio Real diseñado por Sabatini, mandó componer al maestro Boccherini una pieza musical, titulada el nocturno de Madrid, que hoy en día todavía se escucha en el carillón de la Carrera de San jerónimo, frente a los eternos leones de bronce del Congreso de los Diputados, fundidos de los cañones capturados en las guerras de Africa. Sin embargo, tuvo que ser el Maestro Lara, quien jamás pisó Madrid, el que compuso su himno oficioso, "Madrid", Chotis compuesto en Méjico tras la guerra civil española en la que se hizo célebre el NO PASARÁN de la ciudad durante la fratricida contienda; el Maestro, tras escuchar largamente a los exiliados españoles musicó aquello de: Madrid, Madrid, Madrid, en Méjico se piensa mucho en ti, por el calor de tus verbenas, y por tantas cosas buenas que soñamos desde aquí...

Madrid no es más castellana que española, ni más española que europea, ni por supuesto, más europea que hispanoamericana, ni mas occidental que Madrileña. Madrid es de todos los que por ella pasan, es de todos los que en ella viven sin importar credos colores o religiones, simplemente, es del que pasa por sus calles y vive con sus gentes. Madrid si es de alguien es de sus eternas obras en calles y aceras que jamás terminan de comenzar ni acabar, como cualidad básica de una ciudad en permanente transformación y que a todos acoge.

Es por ello, por su discreta universalidad, fruto de su cultura y de su historia, que Madrid tiene esa peculiar personalidad propia que comprende todos los círculos territoriales que se extienden a su alrededor, Castilla, España, Europa, Hispanoamérica, Africa..., y quizás por ello, en este punto, se confunde el verbo ser y estar, puesto que se es de dónde se está, de Madrid. Y como decimos los castizos, de Madrid al cielo y allí un dominio para verlo. .Madrid

Otras iniciativas

Logo de Moscow Mockba

nuestros patrocinadores

Logo de dinamiq Logo de Estudio Juridico Serrano Internacional Logo de Key Systems
© copyright 2009 Asociación PuntoMadrid
desarrollado por dinamiq xml sitelinks